top of page

Protección de jóvenes que se van a “probar” a equipos profesionales

En estas latitudes son muy comunes las llamados “pruebas”, “campus”, “giras”, “entrenamientos”, pero es escaso o nulo el conocimiento de su regulación.

Resulta común ver que grandes equipos (nacionales o extranjeros) invitan a jugadores mayoritariamente menores de edad, a “probarse” en sus equipos para evaluar una posible contratación o fichaje. Son comunes esas invitaciones a estos campus o giras, en donde se reúnen centenares de chicos con interés de ser finalmente captados por estos clubes.

Esta situación se refleja básicamente en todos los niveles, desde los clubes más reconocidos del mundo, hasta clubes profesionales y semiprofesionales, que muchas veces nutren sus categorías juveniles de jugadores del interior.

La infinidad de situaciones problemáticas han conducido finalmente a la FIFA a regular la cuestión. En particular ausencia de cobertura médica, no responsabilidad sobre lesiones, y el no pago de los traslados, pernocte, alimentación, ropa y equipamiento de los jugadores, sin contar la propia ausencia de los padres o tutores legales.

En los últimos años, los “scoutings” o “captación” de jugadores jóvenes ha tomado una gran dimensión para los equipos, y eso los lleva a organizar estas jornadas de captación y prueba de jugadores, sin contar en la mayoría de casos con los elementos de previsión mínimos.

Por ello la FIFA, ha incluido en el Reglamento Sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores en su artículo 19 ter, dándole un marco legal al tema.

Debe tenerse presente que esta reglamentación solo es aplicable para pruebas o “trials” internacionales, es decir, cuando se envían jugadores a pruebas en el extranjero, o bien cuando recibimos jugadores extranjeros en nuestros clubes.

Consecuentemente, el primer elemento a considerar es la duración máxima de la prueba, la que no podrá exceder las 8 semanas para menores de 21 años, y de 3 semanas si el jugador es mayor de 21 años. Siendo 16 años la edad mínima para ser invitados a una prueba.

Un jugador a prueba solo podrá participar en partidos amistosos y en aquellas actividades que no recaigan en el ámbito del fútbol organizado y que coincidan con el período de prueba.

Antes de que comience la prueba, el club y el jugador invitado deberán acordar las condiciones de esta (p. ej., el pago del alojamiento, los gastos de viaje y de comidas, y las dietas) y registrarlas en un formulario de la FIFA. El club deberá registrar el formulario debidamente rellenado y firmado como mínimo diez días antes del comienzo de la prueba.

Ninguna persona sujeta a los Estatutos de la FIFA podrá solicitar, ofrecer y/o recibir cualquier tipo de pago relacionado con una prueba, sin perjuicio del acuerdo alcanzado entre el club y el jugador a prueba con respecto a las condiciones de la prueba.

Si el jugador es profesional (tiene contrato firmado con un club) podrá ser invitado a una prueba con un nuevo club siempre y cuando tenga el consentimiento de su club.

La Comisión Disciplinaria de la FIFA impondrá sanciones conforme al Código Disciplinario en caso de incumplimiento de cualquiera de las condiciones acordadas en el formulario de la FIFA para las pruebas, de no registrar un formulario cumplimentado y debidamente firmado y/o de toda infracción de esta disposición y participarán en el procedimiento tanto el jugador a prueba como el club ante la Comisión Disciplinaria.

El conocimiento de esta regulación es muy importante, sobre todo porque protege ante malas experiencias para los jugadores jóvenes que van a “probarse” a equipos buscando mejores oportunidades.

Y, si bien estas disposiciones solo operan para pruebas internacionales, entendemos que sería positivo que se buscaran soluciones similares a nivel nacional, para que los jugadores invitados a pruebas con clubes, reciban el mínimo grado de seguridad y cobertura en traslados, alimentación, vivienda y salud.


Comentários


bottom of page